27 enero 2006

Creo en el mar

Por una razón que no soy capaz de explicar siempre he dispuesto un muro entre "las personas normales" y "los que buscan pareja en páginas de contactos". No puedo explicar porqué, y es que no lo tengo muy claro. Supongo que debe de ser algún quiste cerebral que alguien me impuso sin darme cuenta cuando era más joven. El caso es que mis principios anti-discriminatorios pesan más que los quistes y me obligan a tirar abajo ese muro. De hecho tengo que admitir que en dos ocasiones (en el 2000 y en el 2003) me aburrí lo suficiente como para buscar y quedar con chicas por Internet. En ambas ocasiones sucedió lo mismo, las personas no son iguales en persona que escribiendo en un chat. Tengo dos problemas (entre otros): uno es que soy muy sincero y otro es que me cae mal la gente que no lo es, y ellas no lo eran. Sí, fueron dos ocasiones, dos tropiezos en la misma piedra.

El caso es que sé de un chico que ya ha quedado con 40. No quiero entrar en si es que no tiene amigos o si no le dejan estar en casa. Dice que sólo se ha liado con dos, y que la gente va a lo que va. Es curioso, sigo creyendo en la sinceridad de la gente y en ese "sólo busco amistad" que escriben en su ficha personal, y me choca enterarme de que las chicas se le tiraban al cuello y las tenía que esquivar haciendo el movimiento ese de Neo en Matrix. Aunque me choque en el fondo me satisface, me alegro de que se demuestre que esos topicazos que sueltan las tías sean mentira. "Todos los tíos sois unos cerdos", "Sólo pensáis en lo mismo"... Ya sabéis, los habréis oído más de una vez. Esto es una prueba experimental satisfactoria de mi hipótesis "En el fondo somos todos iguales, mismo contenido con distinta forma". La civilización avanza y los antiguos quistes se reemplazan con otros nuevos.

Sigo creyendo en la igualdad. Creo en que las chicas les miren el culo a los chicos sin que les entre la risa floja ni se preocupen porque las vean. Creo (y demuestro) en que los chicos cocinen y frieguen. No creo en los concursos de belleza. Creo en que las chicas te inviten a cenar. Creo en que se pueda hablar de sexo entre chicos y chicas sin que los quistes te impidan decir según que cosas. Creo en que los chicos cuiden de los niños tanto como las chicas, y que también se levanten por la noche cuando lloran. Creo en que algún día iré a la compra y no me veré yo sólo rodeado de marujas, y que no me pregunten "¿Quién es la última?". Creo en el mismo trato a todo el mundo. Y sobre todo creo que no hay seres superiores.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.
Entonces ¿Te invito a cenar el lunes?

Besos.

P.D. No se mal entienda, que "solo busco amistad".

rmor dijo...

me ha gustado este comentario, voy a añadir un par de curiosas desigualdades

yo creo en que algún día cuando en un bar un chico y una chica pidan una copa y una coca cola, el camarero no ponga directamente la copa al chico y la coca cola a la chica (comprobado y sufrido día a día)

ah!, y también pasa al pedir un café con leche y uno solo

konsumprodukt dijo...

Amén!

Cristina dijo...

Otra desigualdad mas añadida a la de rmor: Pedir una cocacola y un agua, y que el agua se la pongan a la chica y la cocacola al chico (yo al menos estoy viciada a la cocacola y me importan bien poco las calorías y los azúcares que lleve)

Me ha gustado lo que dices, poco a poco va pasando, pero muy poco a poco....

Un beso

ZzZzZ dijo...

ojalá más hombres pensaran como tú!!

besitosssss

serezade dijo...

hola!!
creo q llevas toda la razon, esas desigualdades estan ahi, y creo q seguiran por mucho tiempo
yo tengo otra pregunta: ¿porque los cocineros mas importantes y famosos (vease arguiñano, arzak o como se diga, etc..) son todos hombres, si se supone q "la cocina es cosa d mujeres" ???
la verdad no lo entiendo

un besazo

Afrodita dijo...

Cada vez hay mayor igualdad, pero sigue costando...
Por cierto, no ñs por qué tantos prejuicios a conocer a alguien de internet! Es una forma como cualquier otra de conocer gente...
Besotes