07 septiembre 2006

Reality check

Desde que estuve en Irlanda el año pasado, como que me caen de puta madre. De hecho regresé pocos meses después. Irlanda mola.



Y mola tanto que saben jugar al fútbol y todo, no como España que se empeñan en pasarse la bola de unos a otros sin avanzar. Aunque claro, con los delanteros que hay tampoco es que haga falta avanzar.

La selección nacional de España jugó ayer un partido clavadito a los que jugó en el último mundial. Ya por aquel entonces, en mitad de la euforia desatada por las tres fáciles victorias de "la roja", yo era aquel aguafiestas que repetía una y otra vez que España no jugaba bien, que los goles entraban de rebote y que los rivales estaban en la parra.

España cayó contra Francia, porque los gabachos saben jugar al fútbol. Ayer Irlanda del norte demostró que también sabe jugar al fútbol, sin miramientos, sin estrellas, sin pasarse la bola innumerables veces entre ellos.

Otra cosa que se pudo comprobar ayer es quien es el mejor jugador español. Hace años era Raúl, indiscutiblemente, el mejor. Hoy día sigue siéndolo, y eso que no es ni la sombra de lo que fué. Y con el planteamiento existente con los chavales españoles, posiblemente lo será siempre.

Total, que ayer me lo pasé teta viendo el partido.

3 comentarios:

toxcatl dijo...

Buff es triste saber que tu seleccion nacional de fumbol va a cagarla nuevamente... (y tambien en proximas ediciones)

Yorchus dijo...

A mi no me da la impresión de que la selección la cague, simplemente hacen lo que pueden. Debe de ser porque nunca espero que hagan algo bien. Y lo pienso porque no me dejo llevar por la ilusión nacionalista, intento ver los partidos de la forma más objetiva posible.

Marga F. Rosende dijo...

Si vierais como me gustaría que me gustara el futbol....
Un beso