11 septiembre 2006

Deportivamente hablando

Después de tragarme medio US Open vía Eurosport en inglés he detectado cuatro puntos importantes:

  • Al igual que ocurre con los españoles, los periodistas anglosajones tienen buena dicción y los ex-deportistas no tienen ni idea de hablar.

  • Lo de Federer no es normal, no porque gane todo, ni siquiera porque lo haga con una facilidad insultante. Tiene momentos en la pista que no son humanos. Todavía no me explico como Rafael Nadal pudo ganarle alguna vez.

  • Esta tía cada día me gusta más.

  • En las cadenas de televisión nacionales sólo echan deportes cuando participa algún español o, en su defecto, participa algún equipo cuya sede social esté en España.


Sobre este último punto, cada vez tengo el asunto más claro. Siguiendo en la línea de aquel post, es evidente que a la gran mayoría de la gente no le gusta el deporte, sólo le gusta ver ganar a personas de su misma nacionalidad, sea en lo que sea.

Conozco a multitud de personas que no les gusta el fútbol, aunque digan que sí. Les gusta el Real Madrid y la selección española, es decir, les gusta el nacionalismo español. Todo el mundo se imaginará que el Barça me cae simpático, por si no quedó claro aquel día. Pues este finde tengo pensado ir al Bernabeu a ver un partido en el que no juega mi equipo favorito, y en el que espero que gane el Madrid porque creo que se lo merece.



Recuerden, el deporte es espectáculo para los espectadores y competición para los participantes, no lo conviertan en motivo de disputa ni en arma diplomática.

2 comentarios:

toxcatl dijo...

tu recordatorio final esta muy bien mi joven padawannn, pero llega como unos cuantos cientos de años tarde... que digo yo

Ros dijo...

que digo yo, que a mi el furgol me gusta y soy del barça... pero que lo de los deportes si que soy como el común de los mortales, que me gusta y me da igual verlo o no, pero me gusta más si hay alguien a quien animar español...