28 septiembre 2006

Cambiando de deporte

Anoche estuve viendo, vía Eurosport, un partido de volleyball (balón volea, o algo así) femenino por la clasificación para el mundial. Jugaban Turquía y Rusia. En directo. El pueblo ruso siempre ha contado con mi simpatía.



Turquía ganó dos cosas: el partido y mi amor, aunque este último no creo que se lo pueda dar como merecen...

5 comentarios:

Ros dijo...

Que cuerpazos la tipas estas todas del voleyball no???? aysssss que envidia, mala mala mala... pero mala!!!!!

toxcatl dijo...

Yorchus, cielo, tu siempre taaaan espiritual: tal vez por eso nunca lleguemos a nada snif snif (esto es algo que siempre quise decir, dejame disfrutar de mi momento tragico, plis)

Ros, nena, pero ¿que tienen ellas que nosotras no??? ¿a ver??

Yorchus dijo...

¿Qué quereis? Sólo soy un hombre. La felicidad se basa en tener el estómago lleno, ver deportes y poder sobar cosas redondeadas y turgentes...

Bueno, eso y montar en bici... Que no solo de pan vive el hombre.

Ros dijo...

toxcatl, mujer estoy de bajón será el tiempo... pero bueno, sus piernas y las mías no parecen provenir el mismo lugar...

yorchus, algo redondo... un donut??????? está sabroso!!!!!!!

Anónimo dijo...

Machista!