22 febrero 2006

Tele y fútbol

Parece que las visitas por parte de Google disminuyen. Ayer sólo entró uno que buscó en el Google Argentino (desde Cataluña) algo así como "como buscar y descargar un western llamado el sabor de la venganza".

Por otro lado, el señor House va decayendo semana tras semana. Cada capítulo muestra más sentimientos y parece más humano, está empezando a perder interés la serie. Ayer se las vió en el primer capítulo con un músico que iba en silla de ruedas y entró muriéndose en el hospital, y salió andando tan campante después de compartir emociones sentimentales con Gregory. En el segundo capítulo tuvo que intentar salvar a una paciente con rabia, a la cual el ayudante de House quería echar desde el principio alegando que era indigente, y le dieron unas cuantas vueltas al asunto durante el episodio.

Al mismo tiempo echaban "La jungla de cristal" en otra cadena, no me acuerdo cuál. Peliculón donde los haya. Aproveché todos los descansos para ver escenas de la peli. No quiero que parezca que me encantan las películas de acción, disparos y violencia gratuita, pero es que esta película tiene una serie de situaciones que la hacen única. Primero cuando llaman de forma despectiva a los terroristas, no por asaltar el edificio, sino por ser europeos y fumar extrañas marcas de cigarrillos. Segundo la sádica actitud del terrorista jefe. Tercero cuando los hieren el orgullo llamándoles simples rateros. El plano de cuando muere el jefe de los malos es genial, digno de una película de serie B. Bueno, y hay más escenas claves de la película, no voy a enumerarlas todas. El caso es que la película me encanta, es de las pocas pelis de acción que me gustan.

Ayer tuve mi tercer partido de fútbol. Mi racha es prometedora, cada partido me meten la mitad de goles. En el primero perdimos 4-3, en el segundo 2-1, y ayer empatamos a uno. El próximo habrá que ganarlo, digo yo. Parando un gol ayer creo que me rompí el dedo gordo del pie, roto pero poco, vamos, que duele pero puedo andar. Es lo que tiene el deporte de "alto nivel", que se anteponen los resultados a la salud personal...

Bueno, voy a seguir con mi tarta que los días avanzan imparables. Esta noche a ver la panadera que le cae al Barça en London City y mañana será otro día.

4 comentarios:

Cattz dijo...

Sigo queriendo acoger al Sr. House en mi humilde morada. Ays, que atractivo...
Vaya, una palabra de verificación con significado! gymwar

Afrodita dijo...

Asi q ahora eres un jugador de la liga de las estrellas!! mmmm Me das un autografo??
Besotes

Yorchus dijo...

Cattz: El sr. House es el George Clooney del futuro, comenzando su prometedora carrera haciendo de médico en un hospital. ¡¡¡Vamos chicas, reservar hora!!! xD

Afrodita: soy jugador de la liga de los estrellados. Juego en mi departamento de mi empresa, contra otros departamentos. El nivel es, aproximadamente, ridículo, pero nos lo pasamos bien. ¿Autógrafo? Donde quieras ;)

Un par de besos a ambas.

Anónimo dijo...

hombre, eso de q es el George Clooney del futuro, es mucho decir, a mi el House éste me parece un poco repulsivo (hablando de personalidad)

no se si no me gusta la serie porq no me gusta el, o no me gusta el porque no me gusta la serie,