18 febrero 2006

La insoportable levedad del blog

Miro a diario las visitas que tiene este blog. Al principio eran bastantes, sobre todo con aquellas historietas que se me pasaron entre las orejas. Poco a poco han ido bajando, pero eso no me importa. El caso es que puedo ver desde donde vienen los visitantes, y cada día me llevo una sorpresa nueva. Algunos vienen desde blogs amigos, otros entran directamente porque se saben la dirección. Los que realmente me sorprenden son aquellos que llegan aquí desde alguna búsqueda en Google.

Al principio entró uno (creo que firmaba como Noticiario) que vino porque buscaba información sobre Caja Madrid, y salió mi blog por una cosa que puse al respecto. Últimamente entra uno que suele buscar "elementos de la cal", y no se muy bien porqué llega aquí si yo hago esa búsqueda y no aparece mi blog. Después de fin de año entraron algunos que habían buscado cosas referentes a Anne Igartiburu y su vestido. También hay uno que ha entrado varias veces (o a lo mejor son varios) gracias a la búsqueda "chicas fiesta privada". Otro entró buscando adornos pasteleros. Otro más que quería saber cosas de la COPE y Jiménez Losantos. En fin, ¿algún otro blog puede competir con esta variedad de entradas? Seguro que sí, pero a lo mejor a su dueño/a no le sobra el tiempo para ponerse a mirar estas tonterías.

Total, que llevo ya más de dos meses con el chiringuito abierto, contando casi todo lo que se me pasa por la cabeza. Hace escasamente 3 meses yo no sabía ni siquiera de la existencia de los blogs, y gracias a una etapa ociosa en mi trabajo descubrí esto que toma el nombre de Blogoesfera. He ido conociendo otros blogs a la par que iba creciendo el mío, y una de las cosas que más me gustan de este mundo es que raro es encontrar dos personas iguales. Los hay quien lo escriben desde el anonimato, contando lo que no se pueden callar pero no pueden permitir que nadie conocido lo sepa, y suelen cerrar o borrar el blog cuando descubren que algún amigo lo lee. Hay otros como yo que no dejaron pasar dos horas desde la creación del blog para contárselo a todo el mundo y esperar impaciente los comentarios (que son escasos pero bienvenidos). Quizá lo mio viene por mi falta de vergüenza.

Los hay que se inventan historias. La diferencia conmigo es que yo sólo me he inventado tres historias y se veía a la legua que eran inventadas, y de personajes extraños. Hay quien se las inventa y dice que le han pasado personalmente. Los hay que cometen cientos de faltas de ortografía, pero eso desde que se inventaron los SMS parece que no duele tanto. Los hay que hacen publicidad de productos comerciales. Los hay que parecen tesis doctorales sobre algún tema un tanto friki. Los hay (muchos) monotemáticos con la vida sentimental del dueño. Hay blogs en comunas, de un montón de amigos que hasta se conocen en persona, y cuando quedan puedes leer la misma historia desde varios puntos de vista. Los hay en clave de humor y los hay paranoicos perdidos.

En fin, el mío es muy sencillo. Sólo digo lo que me apetece cuando me apetece, y reconozco que segrego alguna hormona que otra cuando veo que tengo comentarios... En fin, voy a seguir con la tarta que se me enfría el horno.

Escuchando Susheela Raman - Music for Crocodiles

3 comentarios:

Noticiario dijo...

Joder tío, vaya control nos tienes, jaja, da miedo. Ni siquiera recuerdo buscar sobre caja Madrid pero si tú lo dices...ummm, Buscaba documentación, ya recuerdo.
Bueno, yo también estoy ocioso y por eso ahora me ha dado por leer cosas por Internet, y aunque no conozco a la gente que escribe (como por ejemplo no te conozco a ti), siempre está bien sacar la maruja que llevamos dentro y darnos cuenta de que cada uno tiene sus rarezas y no tiene por que ser uno sólo el que se lleva la palma con excentricidades y cosas así.
Bueno, que para tu información de vez en cuando me da por pasarme por aquí, ya que me parece entretenido, y que tienes razón en lo de que es variado, y eso se agradece.
Pues eso, que al menos sabes que tienes un lector asiduo gracias al google, y por lo visto a Caja Madrid :-)
Pues nada, que uno se va a descansar que mañana debe trabajar(si Domingo), anque como diría Confucio: "Si amas lo que haces, nunca será un trabajo". Joder, jaja, que pedante me ha quedado.
Un saludo.

noticiero dijo...

Ahh, sabía que se me olvidaba, como me has bautizado con noticiario he firmado así, pero era noticiero.
;-).
Venga, que de nuevo un saludo, y espero que las tartas y los exámenes te hayan tratado bien.

Yorchus dijo...

Vaya, creía que ya no pasabas por aquí. Me alegra saber que sigues leyendo las paridas que pongo y más me alegra ver que no las criticas xD.

Bueno, no se si acerté con lo de Caja Madrid pero recuerdo que en aquel momento pensé que eras tú. Te llamaré noticiero, perdona por la confusión.

Y por lo del trabajo sientete acompañado, yo curré ayer sábado y hoy también. Lo mío no es amor, es necesidad :P. Los exámenes fueron bien, ya he acabado y las tartas van mejor de lo que pensaba.

Un abrazo.