03 mayo 2006

Y volver, volver.... voooolveeeeeer

Cocina pastelera, 7:58 a.m. Yorchus leyendo blogs y los compañeros entrando por la puerta.

[X] - Buenas.

[Yorchus] - Buenas.

[X] - ¿Qué tal el puente?

[Yorchus] - Aquí.

[X] - Sí, yo también me he quedado en casa.

[Yorchus] - No, aquí... AQUÍ.

[X] - No jodas.

[Yorchus] - Pues sí, lunes y martes.

[X] - ¿Y estabas tú sólo?

[Yorchus] - No hombre, el lunes eramos cuatro y ayer siete.

Y en mi departamento somos cien, cocinero arriba, camarero abajo...

Leyendo los blogs habituales veo que el tiempo de asueto ha sido aprovechado por la mayoría. Algunos para viajar y otros para relajarse un poco en sus vacías ciudades. Supongo que a la mayoría, si no a todos, les duele especialmente volver a sus posiciones habituales después de un finde de cuatro días. Siempre me pregunto porqué es tan costoso para mis compañeros volver al trabajo, si lo que realmente sería doloroso es vivir sin trabajar y mendigando para comer.

Recuerdo una camiseta de esas graciosas que se compra la gente con la intención de ir diciendo "Ey, mirar lo que pone mi camiseta, ¿a que soy un tío enrollao?". Esta en concreto decía algo así como "Si el trabajo fuese algo bueno se lo quedarían los ricos". Mmmmmm... Yo, en mi breve experiencia en la vida, entiendo lo siguiente:

1- Hay dos tipos de ricos, los que han heredado su fortuna y viven como dios y los que han llegado a ricos matándose a trabajar y descuidando su vida familiar. Estos últimos creo que trabajan más que la mayoría.

2- El trabajo es algo bueno. Obliga a llevar una vida ordenada y a mantener un metabolismo equilibrado, te da experiencia en la vida, conocimientos, amistades, enemigos, relaciones y además es un motivo cojonudo para intentar superarte a tí mismo y no conformarte con seguir siendo como antes. ¿Cómo antes.. cuando? Pues por ejemplo como ayer, hay que intentar ser mejor cada día. Y lo mejor de todo es que te pagan dinero por trabajar. Y con el dinero te puedes permitir esos caprichitos que tantos biocatalizadores te hacen segregar.

Y algún revolucionario me podría decir que toda la culpa la tiene el dinero. Bueno, teniendo en cuenta que es improbable que el capitalismo desaparezca, y que el egoísmo (o ansia) humano es algo que viene con los cromosomas, yo prefiero pensar que el dinero está bien, como moneda de cambio y tal. Porque si sólo existiese el trueque... ¿que tendría que dar para pagar mi casa? A mis órganos les tengo aprecio...

2 comentarios:

toxcatl dijo...

No, si ahora el trabajo va a ser un regalo llovido del cielo...

Yo entiendo que trabajar esta bien, a mi me encanta mi trabajo, pero lo que no me gusta es dedicar mas de 40 horas semanales a el (que es lo que me viene pasando desde hace mas de dos años); pero entiendo que haya gente que lo vea como un castigo (por que hay qeu aguartar a veces de cada cosa por mantener un puesto de trabajo, que daria para un blog de miles de entradas diarias)...

Arca dijo...

Estoy muy deacuerdo en que hay que cambiar la posición respecto al trabajo. Toda mi vida me han dicho, es así, es lo que hay... pero no es verdad. Creo que a pocas cosas se le dedica tanto tiempo como al trabajo, por eso no se puede estar en un trabajo que no te interesa, porque total, lo único que tengo es tiempo... no me puedo conformar con algo que solo me de dinero, por que con el dinero no voy a vivir más. Sin embargo, trabajar como una decisión personal en la que asumes retos, como tú haces, me parece lo mejor que puede haber.

Un saludo, encantada de haber caido por casualidad por aqui.