19 marzo 2006

Un domingo cualquiera

Mi cámara de fotos sigue sin aparecer. Llevan dos meses y medio dándome largas en el Media-Markt, y creo que ya se ha sobrepasado el límite de tiempo. He tomado una decisión, el martes después del partido de fútbol pasaré por allí, y a la chica tan maja y tan guapa que hay atendiendo en el servicio técnico la diré que no puedo esperar más tiempo, que por favor me devuelvan el dinero que prometo gastármelo allí mismo en otra cámara, mejor y más bonita. Y a poder ser que grabe vídeo como la otra que tenía.

Y es que llevo pensando un par de meses en meter fotos en este blog. No les anticipo nada, pero espero pasar al nivel dos de Internet, la imagen. Al principio sólo era texto, después fueron fotos, más adelante vídeo y ya existen en el mercado generadores de esencias y sabores (es cierto). El de sabores, en concreto, tiene cuatro compartimentos (dulce, salado, amargo y ácido) y por Internet te mandan la proporción de cada uno y tú puedes saborear cualquier cosa. Creo que lo inventaron los señores de Lindt, para que cualquiera pudiese probar el sabor de sus chocolates antes de decidirse a comprarlos.

Lo de los sabores lo veo un poco inútil, a menos que alguna chica quiera conocer cual es mi sabor. En ese caso no tendré inconveniente en proponerla una cita. Lo de las imágenes espero que no tarde mucho, y poder mostrar por aquí las cosas que me de por retratar. Lo del video espero que tampoco tarde mucho. No creo que llegue al nivel de genialidad de quevidamastriste pero por lo menos me echaré unas risas e invitaré a cualquira a reirse conmigo.

En otro orden de cosas las semanas se van sucediendo y los pisos de las tartas también. En el plano corporativo vamos justos pero llegando a tiempo. En el plano académico vamos un poco jodidos, y no creo que lo termine hasta junio. En mi vida deportiva no vamos mal, la semana que ganamos a fútbol pierdo en padel, y cuando gano al padel pierdo en fútbol, y en las pistas de atletismo empiezan a aflorar las chicas, debe ser que con la primavera y el buen tiempo los ánimos se crecen.

También llevo un mes pesándome los domingos. Es de coña. Hace un mes marcaba 92, la semana siguiente 89, la siguiente 92 otra vez y esta mañana 88. No se si mi báscula me vacila o que mi metabolismo no es normal. Más bien creo que es lo segundo, ya que he tenido varios episodios similares a lo largo de mi vida. En fin, por lo menos estoy poniéndome en forma, aunque la báscula se empeñe en rondar los 90.

5 comentarios:

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

A mi me tendrán que pesar con una bascula de camiones como no se me quite esta gula...

Vete y monta un pollo en el MKT...total, están acostumbrados y no pondrán mucha resistencia.

maberik dijo...

Eso de los sabores y olores en la web no estaria nada mal jejeje, aunque de momento me quedo con las cosas normalitas, fotos textos y tal...
haber que fotillos nos pones tu , un besazo!!!
(Ah y lo de las basculas esta comprobado que estan todas locas, cuando me peso en la de mi casa peso 48 kg y en la de mis padres, 52!!! No puede ser tanta diferencia!!)

toxcatl dijo...

por mucho pollo que montes en el media markt como no les pongas una queja por escrito, ni pestañean.
pideles el libro de reclamaciones pero no el interno, no; ese que va a consumidores y usuarios de la comunidad autonoma, que aunque no te hagan caso en la tienda en la comunidad autonoma algo tendran qeu decir. Y desde luego, de palabra es que pasan (que ya lo he sufrido yo en mis carnes mas de una vez)

por otro lado ¿a que gimnasio vas? tengo que ponerme mas o menos en forma de aqui a junio...

Yorchus dijo...

Pues voy a un gimnasio cutrisimo que es el de las pistas de atletismo de Guadalajara, por 20 euros al año. Es una habitación con cuatro pesas y cuatro espalderas. No más.

konsumprodukt dijo...

Ey Yorchus! Cuales son tus cinco manías?? Es un meme que anda suelto por toda la blogosfera: por ejemplo http://www.filmica.com/sonia_blanco/archivos/002908.html

saludetes
k. (a lo screener)