10 marzo 2006

La noria no para

Dije al principio de esta semana que iba a estar más liberado... me equivoqué. Al igual que en todas las ocasiones anteriores, mi tarta corporativa se convierte en una bola de nieve que crece y crece sin parar. A veces pienso que cuántas más cosas hago, más me quedan por hacer, vamos, que la "to do list" va creciendo en vez de menguando. En fin, lo bueno del tiempo es que pasa y algún día todo terminará... para volver a empezar. La vida es una noria como cantaba aquel y como dije una vez en este blog.

Anoche vi la serie de Closer. La ví la semana pasada en su estreno y me pareció bastante mala, y ayer directamente la quité al terminar el primer episodio. Ayer iba de una mafia rusa que se dedicaba al noble negocio de la trata de blancas y del contrabando de caballo (del que no corre). El caso es que la protagonista se lo curra para conseguir que al chaval de la mafia que lleva el tema de las chicas se lo cepillen sus compañeros por traición. No me quiero meter en el dilema moral que supone dedicarse a traficar con la vida de los demás, pero ayer la serie defendía el derecho de hacer justicia matando a alguien. La verdad es que no me esperaba menos de una serie que viene de un país como aquel. Creo que a partir de ahora los jueves por la noche me dedicaré a otra cosa.

En otro orden de cosas, esta mañana en la radio he escuchado un anuncio de Media Markt, encuadrado en una campaña denominada "tecno-mujeres" o algo así, en el que te vienen a sugerir que las mujeres modernas disponen de electrodomésticos de última generación. Me parece sorprendente que todavía no haya ninguna asociación de mujeres que se queje por dicho anuncio, de claro talante sexista. En un país en el que hasta el más tonto se queja por tonterías, un anuncio tan flagrante como este debería ser censurado. Aunque si he de ser sincero... la verdad es que me da igual lo que hagan los demás con su vida (los que se quejan y los que anuncian), lo de antes lo he dicho teniendo en cuenta la tónica habitual que se sigue respecto a catalogar la corrección de la publicidad.

En fín, que voy a seguir con mis cosas.

2 comentarios:

konsumprodukt dijo...

Frases grandes de este sábado:
"Si la cosa se ponen féa, dos palabras: Conchón patrás"

"En la Ele de lestaulante"

"Me he bajado Munich... a lo screnner"

"¡puta planta!"

Oiga, Yorch,por cierto que me han dicho que hay un sitio de puta madre, tranquilo y guapo, y donde NO ponen garrafón: El krypton, ese que está en bardales (Te desmiento lo que todos sospechábamos: No es un bar mafiosos rusos, ni un puticlub, ni nada de eso).
Tiene buena pinta habría que probar un día, no? (las fuenetes que me lo han dicho son fidedignas totales)
Lo digo porque Ucrania mola, pero cansa a veces ¿eh?

Hale... a seguir bien

K.

Yorchus dijo...

"No busques lestaulantes en la C de chino..."

"No paro de ver hongos nucleares a mi lado"

Aunque la frase más repetida del sábado fue aquella de "hijos de puta", en dura pugna con la de "puta planta".

Lo del Krypton no me lo esperaba. Habrá que ir a verlo, en cuanto ahorre...

Cuídese.